Anillo fimótico: ¿Qué es y cómo puede ser tratado?

Para comprender completamente el estrechamiento del prepucio y el tratamiento de la fimosis, es útil conocer algunos conceptos básicos sobre el anillo fimótico en adultos.

En el caso de un prepucio estrecho, significa que el prepucio tiene lo que comúnmente se conoce como “anillo fimótico” o “banda fimótica”, una afección que impide que el prepucio se retraiga libremente hacia adelante y hacia atrás sobre el glande y la cabeza. El anillo fimótico estrecho actúa esencialmente como un “estrangulador” y hace imposible que el prepucio se deslice sobre el glande.

Prescrizione fimosi

Qué hay en esta página:

¿Qué es anillo fimótico?

El anillo fimótico es un anillo fino pero ajustado y no elástico, presente en el prepucio que, en individuos con fimosis, impide su retracción completa.

La fimosis puede tener dos orígenes diferentes: congénito y adquirido. El primero está presente en la juventud, cuando el prepucio tiende a no crecer tanto como el pene y no permite descubrir el glande con normalidad. En la fimosis congénita no existe un anillo fimótico real, como sí lo hay y es claramente visible en la fimosis adquirida.

En presencia de un anillo fimótico adulto, el prepucio puede retraerse sólo hasta la superficie cubierta por la banda fimótica. Si intentas ir más allá de eso, experimentarás dolor e incomodidad. Si intentas retraer el prepucio a la fuerza más allá de la superficie del anillo fimótico, puedes provocar lo que se conoce como parafimosis (que conviene evitar a toda costa) o, si intentas retraer a la fuerza, producir pequeños desgarros en el anillo fimótico, por lo que resultando contraproducente.

PHIMOSTOP

Treating Phimosis without Circumcision

Phimostop is a medical device consisting of 22 medical silicone elements designed to help resolve phimosis, a condition in which the foreskin cannot be fully retracted onto the glans of the penis.

Phimostop
Discover the product

Anillo fimótico en adultos: ¿Cómo se forma?

El anillo fimótico es la parte de tejido fimótico con células no elásticas que se crea alrededor del prepucio tras una infección, especialmente en casos de fimosis adquirida.

En la mayoría de los casos, la aparición de la fimosis se produce en la edad adulta como consecuencia de una infección tardía o mal tratada. Como resultado de la infección, comienza a formarse en el prepucio un anillo de células cada vez más inelásticas, que pueden endurecerse con el tiempo hasta crear una verdadera “soga” alrededor del glande.

Anillo fimótico estrecho y parafimosis.

Como ya hemos señalado, el anillo fimótico puede convertirse en una auténtica “soga” alrededor del glande: en los peores casos se produce una estrangulación del glande tan grave que es necesaria una intervención urgente.

En estos casos nos referimos a la parafimosis, que se produce cuando el prepucio, una vez retraído detrás del glande, no puede volver a su posición original. Esta situación puede provocar dificultad en la circulación sanguínea en el glande, y provocar edema o posibles complicaciones si no se trata a tiempo.

Anillo fimótico esctrecho: ¿Por qué evitarlo?

Muchos artículos online describen ejercicios de estiramiento como anillo fimótico solución, según afirman, pueden ayudar a tratar esta afección. Sin embargo, no existe evidencia científica que avale estas soluciones y, por el contrario, estos ejercicios de estiramiento para la fimosis pueden dañar el pene y empeorar la situación.

Los ejercicios de estiramiento para la fimosis no sólo no mejoran la situación, sino que incluso pueden complicarla. Un movimiento en falso puede dañar permanentemente el prepucio, provocando infección, cicatrices o empeorando los síntomas del anillo fimótico adulto. Forzar el anillo fimótico crea pequeños desgarros que pueden infectarse y endurecer aún más el tejido fimótico.

Es fundamental buscar atención médica. Le ayudarán a diagnosticar correctamente su fimosis y le explicarán medidas seguras y adecuadas para tratar esta afección.

¿Cómo tratar el tejido fimótico?

En los casos de fimosis adquirida, los médicos recomiendan la cirugía de circuncisión, una práctica establecida que se realiza como un procedimiento en una clínica u hospital. Esta cirugía consiste en la extirpación quirúrgica del prepucio o de la parte individual involucrada por el tejido fimótico, mediante circuncisión total o parcial.

La práctica de la circuncisión ciertamente contribuye en gran medida a eliminar el problema del anillo fimótico en adultos, pero no tiene en cuenta toda una serie de consecuencias físicas y psicológicas a las que se enfrenta el paciente. Someter el pene a una cirugía nunca es fácil: por lo tanto, la circuncisión sólo debe considerarse en casos de emergencia y sólo cuando sea completamente inevitable.

Phimostop nace precisamente para ofrecer una alternativa a la cirugía de la fimosis: gracias a sus 22 tubos de silicona médica hipoalergénica y suave, que ayuda a tratar la fimosis sin necesidad de cirugía de circuncisión.

Phimostop: ¿Cómo contrarresta el anillo fimótico?

Mediante el uso de una serie de elementos especialmente diseñados, llamados tubillos, Phimostop actúa precisamente como solución del anillo fimótico. La acción del dispositivo médico se centra en las células no elásticas del tejido fimótico, y debido a un proceso de dilatación suave y constante, las células no elásticas se adelgazan y dan paso a nuevas células elásticas.

La creación de nuevas células elásticas permite pronto que el prepucio vuelva a deslizarse libremente sobre el glande sin más impedimentos ni constricciones, exactamente como antes de la aparición de la fimosis.

Phimostop consta de 22 tubillos especialmente diseñados para seguir la anatomía del glande, que permiten una acción dilatadora progresiva sobre el anillo fimótico en adultos. Los tubillos se pueden llevar fácilmente y, gracias a un sistema de fijación patentado y especialmente diseñado, se pueden sujetar durante todo el día, dejando al paciente libre para practicar cualquier actividad.

Phimostop es el único dispositivo médico para el tratamiento de la fimosis validado por el Ministerio de Salud y probado mediante una investigación clínica realizada por el Policlínico de la Universidad Tor Vergata de Roma, con publicación internacional en “Translational Andrology and Urology”.