X

Phimomed Misión

Nuevas estrategias para aliviar el problema

Nuestra filosofía de investigación

Los equipos de investigación están generalmente compuestos por personas con conocimientos y experiencia estrechamente relacionados con el ámbito en el que se lleva a cabo la investigación. Nuestros equipos de investigadores tienen en cuenta también el entorno general de los problemas y buscan soluciones con enfoques innovadores. Por lo tanto, se forman equipos heterogéneos que incluyen, además de expertos en el sector, también investigadores que tienen experiencia en entornos que no están estrechamente relacionados con el actual. Antes de llegar a los laboratorios, las ideas se forman en frecuentes reuniones de intercambio de ideas, en las que se comparten las diferentes experiencias de los participantes. Las propuestas se presentan, se discuten, se corrigen, se integran, se analizan en términos de beneficios y de viabilidad, y se comparan con lo que ofrece el estado de la técnica actual. Entonces el grupo inicia la experimentación, la cobertura de la patente, la realización de prototipos y, por último, la identificación de posibles productores a los que conceder la licencia de fabricación. Las características de los nuevos recursos son absolutamente innovadores y tienen una eficacia probada.

El equipo de investigación llamado Phimomed se ha ocupado en particular de la fimosis, problema que no podía curarse con la farmacopea, sino exclusivamente a través de una cirugía de circuncisión. A través de un enfoque de tipo mecánico/dinámico, el equipo de Phimomed ha desarrollado un protocolo que permite la regresión de la fimosis hasta el restablecimiento de la función fisiológica natural, es decir, aquella que permite que se destape el glande también en estado de erección, sin que sea necesario recurrir a la cirugía. El protocolo desarrollado se llama Phimostop.

Con este enfoque se han estudiado y realizado otras patentes y productos. Entre los más importantes, recordamos las pizarras Grafilux, dispositivos que permiten a las personas con discapacidad visual (es decir, con solo el 2 % de la vista normal) “escribir con la luz” pudiendo leer, escribir y ver lo que han escrito los profesores en sus pizarras, igual que las personas sin discapacidad.