X

Modos y tiempos de curación

Phimostop es un dispositivo médico indicado para el tratamiento de la fimosis y de la retracción cicatrizal inelástica.

La fimosis es esencialmente de dos tipos: la fimosis cicatrizal, o adquirida, y la llamada “congénita“. Además, la fimosis se puede presentar como relativa o completa, ambas curables con Phimostop.

Phimostop para curar la fimosis cicatrizal relativa o completa

La fimosis cicatrizal es la más común y casi siempre se produce en el adulto a partir de una reacción defensiva del organismo a una infección del prepucio no curada inmediatamente (balanitis o balanopostitis). Cuando se cura la inflamación, a menudo le sigue la formación de un anillo cicatrizal inelástico que impide el desplazamiento del prepucio hacia abajo para descubrir el glande.

Esta es la fimosis más fácil de resolver ya que, a excepción del anillo, el resto del prepucio es elástico y, por lo tanto, una vez que se debilita el anillo cicatrizal con los tuboides Phimostop, se restaura inmediatamente el funcionamiento fisiológico que le permite descubrir el glande, incluso cuando está erecto.

Phimostop para curar la fimosis congénita relativa o completa

El segundo tipo de fimosis, la llamada “congénita”, depende de la falta de desarrollo del prepucio durante la infancia; normalmente no presenta un anillo cicatrizal inelástico, sino una cantidad insuficiente de tejido, de modo que es imposible descubrir el glande.

Este tipo de fimosis se resuelve con Phimostop induciendo el crecimiento del diámetro del prepucio, de nuevo como respuesta fisiológica a la dilatación, pero el tiempo requerido será más largo y se tiene que dar tiempo al organismo para que forme nuevas células y nuevo tejido prepucial.

Tempos de respuesta

La respuesta del prepucio a la dilatación inducida mediante los tuboides Phimostop es más o menos rápida dependiendo de varios factores:

  1. la antigüedad del anillo cicatrizal fimótico,
  2. el grado de estrechamiento del prepucio (ligero, medio o estrecho)
  3. el tipo de fimosis

Por lo general, el tratamiento obtiene resultados en pocos días (de media es suficiente una semana de tratamiento) en fimosis medias, algunos más (unos veinte días) para las fimosis completas. Los tiempos también pueden variar de manera importante con base en las respuestas subjetivas del paciente. Los plazos de tiempo más largos no invalidan el resultado positivo del tratamiento.

Se debe prestar especial atención al consolidar el resultado siguiendo las instrucciones del prospecto. Si se desea una solución más rápida del problema, se recomienda un uso continuo de Phimostop sin interrupción del tratamiento, ni nocturna ni diurna.